ActualidadCiudadGrupo MunicipalPortada

IU plantea una declaración institucional sobre la gestión del Pontón Alto y la prevención de inundaciones

El grupo municipal de IU ha propuesto al resto de formaciones una declaración institucional para instar a la Confederación Hidrográfica del Duero a que adecue el plan de explotación de la presa del Pontón Alto para optimizar su papel en la laminación de avenidas del Eresma. Izquierda Unida, ante los cruces de declaraciones y choques entre fuerzas políticas, ha planteado en Junta de portavoces la aprobación de un documento común para que el Consistorio muestre una posición unitaria ante el problema de las crecidas y las posibles inundaciones en la Casa de la Moneda y su entorno. “Es un asunto que lleva años afectando a nuestra ciudad. Como concejales debemos defender los intereses de nuestro municipio y evitar posturas partidistas”, apunta el portavoz Ángel Galindo.

El texto propuesto por IU incluye además un acuerdo para que el Ayuntamiento pida a la CHD que, en los casos en que el Pontón esté lleno y haya acumulaciones de nieve, desembalse a mayor ritmo para generar un resguardo y así reservar un margen de laminación ante una posible avenida. Incluye un tercer punto para que se articule un protocolo que agilice la comunicación entre ambos organismos, con el fin de dar una respuesta rápida y efectiva a esta problemática de cara al futuro.

IU quiere que el Ayuntamiento manifieste una postura común ante el problema de las crecidas en el Eresma y las inundaciones

“Desde IU llevamos años reclamando a la Confederación que tome las medidas necesarias para que esta infraestructura, más allá de su uso principal de abastecimiento de agua a la población, se utilice para reducir los riesgos de avenidas, ya que hay margen para ello. Es fundamental para prevenir estas inundaciones que se producen de forma periódica en nuestra ciudad”, señala Galindo.

El pasado 16 de enero, debido al deshielo causado por las precipitaciones y la subida de las temperaturas, volvió a producirse un rápido aumento del caudal del río que, afortunadamente, no ha provocado en una nueva inundación de la Casa de La Moneda, aunque sí ha afectado al camino junto a la pradera de San Marcos. Esta última crecida y la producida en diciembre de 2020 demuestra que, por factores como el cambio climático, las épocas de deshielo fluctúan cada vez más. Ya no se producen solo en primavera, por lo que es necesario estar alerta durante más meses.

Izquierda Unida lleva años pidiendo medidas a la CHD

El Instituto Geológico y Minero de España, a petición del Ayuntamiento, realizó un informe en 2016 que advertía que las inundaciones se iban a seguir dando incluso con más frecuencia. El informe incluía una serie de recomendaciones y actuaciones para mejorar la capacidad de respuesta ante este riesgo geológico y así poder disminuir los daños que pueda producir. Estas recomendaciones tienen que ver principalmente con la coordinación institucional entre la CHD (que es competente en la gestión del riesgo de inundación) y el Ayuntamiento (que gestiona la Casa de la Moneda).

En su informe, el IGME también reflejaba medidas puntuales que podrían acometerse para afrontar esta problemática. Una de ellas fue llevada a cabo en 2022 por la concejalía de Medio Ambiente. Consistió en la ampliación de la capacidad de paso de agua bajo el segundo ojo del puente de San Marcos para facilitar una mayor evacuación en caso de riadas. Esto ha reducido daños en los caminos y evitado el efecto de la curva de remanso aguas arriba que, para determinados caudales, produce el aumento del nivel de la lámina de agua y que afecta a la Casa de la Moneda.