ActualidadCiudadGrupo Municipal

Nueva maquinaria y vehículos eléctricos para el servicio de mantenimiento de zonas verdes

Es una de las medidas que se incluyeron en el pliego de condiciones con el fin de lograr un servicio más sostenible

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Segovia ha incorporado nuevos vehículos y maquinaria eléctrica para el mantenimiento de zonas verdes y arbolado de alineación. El servicio ya cuenta con dos nuevas furgonetas, un vehículo de inspección y un motocarro, además de herramientas para labores de recorte, siega, desbroce y escarda. Se han adquirido nuevas motosierras y sopladoras también eléctricas, así como una destoconadora, una zanjadora y una minicargadora.

El Ayuntamiento adjudicó a principios de año la contratación del servicio de mantenimiento de zonas verdes con un presupuesto anual de 971.714,78 €. Para este servicio se ha incrementado la inversión un 36,7%, en una clara apuesta por avanzar hacia una ciudad más verde. La adquisición de maquinaria y vehículos eléctricos fue una de las mejoras y condiciones del contrato que se incluyeron en el pliego con el fin de lograr un servicio más sostenible y que redujera el consumo de energía.

Entre dichas medidas, el servicio está realizando un Plan de Gestión de Calidad, Medioambiente y Sostenibilidad Ambiental que incluye la plantación de arbolado y macizos arbustivos, la redución de la huella de carbono que genera esta actividad (indicador que refleja las emisiones de gases de efecto invernadero), medidas para minimizar los consumos de agua y energía y para disminuir la producción de ruidos y residuos, con el fin de lograr la adecuada calidad y sostenibilidad del servicio.

El contrato de zonas verdes incluye varias cláusulas medioambientales

Además de estos aspectos ambientales, el mantenimiento incluye un amplio abanico de medidas específicas para el arbolado, los macizos arbustivos, los céspedes y praderas naturales, los macizos florales y los hábitats acuáticos. Con relación al arbolado, se están acometiendo un gran número de intervenciones, entre ellas el aumento de la densidad y diversidad de especies en aquellas zonas que más lo requieran.

El contrato también incluye cláusulas ambientales que prohíbe el uso de glifosato y productos similares para tareas de desbroces y desherbados en todo tipo de lugares públicos del municipio. Estos productos se han sustituido por métodos mecánicos y/o térmicos no contaminantes.

Con relación a las condiciones laborales, el mantenimiento cuenta con 20 trabajadores fijos más tres puestos de trabajo temporales como refuerzo para labores de desbroce en periodo estival. La concejalía, a través de cláusulas sociales, fijó la masa salarial en un mínimo de 1.393.740,17 € para la duración inicial del contrato (2 años), con el objeto de mantener y asegurar las condiciones laborales de la plantilla actual. Esta cantidad no podrá ser reducida a lo largo del contrato y progresará conforme a las condiciones establecidas en los convenios colectivos en vigor.