ActualidadOpiniónProvincia

Un proyecto de futuro para Segovia (por Carlos Serrano)

La población de la provincia de Segovia se ha visto envuelta en un nuevo ciclo electoral. La mayoría de la gente estaba preocupada por su salud, por las bajas laborales que tenían que solicitar o por las cancelaciones de pedidos que habían sufrido en sus negocios debido a la sexta ola del virus, provocada por la variante ómicron. Sabemos que la convocatoria electoral ha sido una irresponsabilidad, pero este escrito no se quiere centrar en señalar culpabilidades, pues la ciudadanía tiene ya bastantes problemas como para que los responsables políticos estemos todo el día a la gresca.

Estas líneas pretenden dibujar la provincia que sus habitantes nos merecemos. Una provincia con futuro, en la que sus jóvenes no tengan que salir en busca de trabajo y puedan, si quieren, desarrollar su vida en su pueblo, villa o ciudad de origen. Para ello, es imprescindible que las instituciones públicas tengan un papel activo y dinámico en el desarrollo de políticas y en todo lo referido a financiación y planificación.

Para que la provincia deje de perder habitantes, como lleva haciendo desde hace más de una década, son necesarios varios aspectos que se mueven en cuatro ejes fundamentales.

Trabajo de calidad. La Administración debe de tener un papel principal en el fomento y apoyo financiero a sectores que fijen población al territorio, que sean sostenibles y con perspectiva social. También debe impulsar empresas públicas en los sectores de valor añadido como la Investigación, la Innovación y el Desarrollo, la Cultura o la Gestión de los Recursos Naturales. No nos olvidemos tampoco de los planes de reindustrialización de la provincia, insistiendo en que, además de tener una perspectiva económica, deben de tener una perspectiva social y medioambiental.

Vivienda. Es imprescindible que haya un parque público y social de vivienda en los pueblos de la provincia que favorezca el establecimiento de familias y gente joven, siempre desde un punto de vista poblacional y nunca desde un punto de vista especulativo. También es necesario que las administraciones tengan capacidad efectiva para reintroducir en el mercado de la vivienda los edificios que llevan décadas vacíos en tantos pueblos de nuestra provincia.

Servicios públicos. Reforzar los servicios públicos de la provincia es fundamental. La sanidad ha sido motivo de grandes protestas durante años en nuestra provincia, y actualmente el fortalecimiento de la Atención Primaria es algo obligatorio. Hay que fomentar la presencia de especialistas tanto en sanidad como en educación, establecer un transporte escolar de calidad, ampliar las ayudas a la dependencia y de las plazas en las residencias de mayores, e impulsar más ayudas para las guarderías.

También hay que enfocar los esfuerzos en potenciar la accesibilidad a personas con dificultades de movilidad, garantizar el derecho a la Cultura y el Deporte y proveer a los municipios de centros culturales con actividades. Es decir, potenciar desde lo público el bienestar social de las comunidades rurales.

Comunicaciones, telecomunicaciones y transporte. Es urgente la tarea de reforzar los trasportes públicos sostenibles. En esta dirección, recuperar las vías y estaciones de los trenes de cercanías es altamente recomendable, así como establecer acuerdos con las compañías telefónicas para que lleguen de una manera adecuada y regular a todos los puntos de la provincia sin pérdidas de conexiones durante semanas, como ha ocurrido recientemente en Fuentepelayo, Mozoncillo y los pueblos de la zona.

En definitiva, queremos una provincia viva, sin desequilibrio territorial, igualitaria, feminista y sostenible. Ese proyecto solo lo representa Unidas Podemos, y el próximo 13 de febrero podemos poner nuestro granito de arena para conseguirlo.

Carlos Serrano, candidato de Unidas Podemos por Segovia para las elecciones autonómicas del 13-F