IU SegoviaProvincia

IU critica la actitud de la Fundación Caja Segovia ante el archivo de su demanda civil

La organización lamenta el archivo de la demanda civil de la Fundación por el caso del Torreón

Recientemente se dio a conocer la noticia del archivo de la demanda civil presentada por la Fundación Caja Segovia contra los ex consejeros de La Caja que hipotecaron el Torreón de Lozoya, la Oficina Central y otros inmuebles para pagar una deuda de casi 7 millones de euros que no procedía asumir, pues derivaba de un negocio inmobiliario desastroso del que no se podía inferir responsabilidad alguna de La Caja.

Por los hechos descritos se archivó la causa penal seguida en el Juzgado de Instrucción nº 5 de Segovia, tras decidir retirarse del proceso la Fundación bajo pretexto de haber alcanzado un acuerdo con Bankia, a la vez que se anunciaban acciones civiles que ahora fracasan por una cuestión de forma inexplicable.

De lo poco que se sabía de aquel acuerdo era que la Fundación se reservaba las acciones civiles, ahora fracasadas por motivos de difícil comprensión (un burdo error en el encabezamiento de una demanda). Esta fue la primera gran oportunidad perdida, pues la investigación judicial en la vía penal estaba terminada y la convocatoria de juicio era inminente, lo que hubiera posibilitado el levantamiento de la hipoteca que pesa sobre el Torreón y el resto de inmuebles.

El delito era flagrante, como probaba el contenido de escrituras y documentos públicos. La Fundación Caja Segovia es responsable del patrimonio heredado de la extinta Caja, que no olvidemos, pertenecía a toda la sociedad segoviana, representada en sus órganos de dirección a través de sindicatos, empresarios, partidos políticos, Cáritas, municipios, empleados, impositores…

Dicho patrimonio lo está gestionando de espaldas a esta sociedad y de una forma negligente, de tal forma que no solo no es recuperado, sino que le condenan en costas judiciales sin que haya pronunciamiento sobre el fondo, una vez más, después de acontecimientos de difícil comprensión, como el infortunio de no complementar la autorización debida para la interposición de la demanda.

Será complicado llegar a saber cuáles pueden haber sido los verdaderos motivos por los que ha fracasado cada intento de recuperar la totalidad del patrimonio de la Caja.

Nuestra organización se personó en este caso como acusación popular con el objetivo de que se hiciera justicia y se restaurara el patrimonio perdido por parte de la sociedad segoviana, que asistió con indignación a todo lo sucedido. Tras el sobreseimiento del caso y la inadmisión de nuestro recurso por parte del Tribunal Europeo de Derecho humanos, Izquierda Unida fue condenada a pagar 24.000 euros en costas, un golpe económico muy duro, a pesar del cual la organización siempre se ha mostrado orgullosa del trabajo realizado hasta el final del proceso, en solitario durante los últimos años.

Hay que recordar que hubo cargos públicos tanto de PP como del PSOE que no fueron juzgados en este proceso debido a los acuerdos entre la Fundación Caja Segovia y Bankia del año 2017, que supusieron la retirada de la Fundación Caja Segovia como acusación particular y el sobreseimiento del caso. La sociedad segoviana comprobó cómo algunas de las personas responsables de la hipoteca del Torreón de Lozoya salieron beneficiados, mientras que IU, tras años de implicación para que se hiciera justicia, se vio seriamente perjudicada.