CiudadIU SegoviaProvincia

La Junta humilla a Segovia (por Ángel Galindo)

Si hay algo que ha puesto de manifiesto la crisis sociosanitaria que llevamos sufriendo desde marzo es el déficit de infraestructuras y de personal sanitario que tiene la provincia de Segovia. El ninguneo constante de la Junta de Castilla y León hacia nuestra provincia se ha convertido en norma durante los últimos años, pero no por ello deja de ser denunciable y criticable. Que seamos la única provincia de Castilla y León con un solo centro hospitalario, que llevemos lustros esperando una unidad de radioterapia y que aún no tengamos el centro de salud en el barrio de Nueva Segovia son claros ejemplos de ello. Hay que recordar, con respecto al centro de salud, que la Junta reconoció que era una necesidad y el PP se ha comprometido a realizarlo en las diferentes campañas electorales desde hace más de una década. Pero aún no se ha construido. ¿Por qué?

Después de que la primera ola de la pandemia haya arrasado Segovia, hasta tal punto que ha sido la segunda provincia de la Unión Europea con un incremento más acusado de la mortalidad entre marzo y junio, tuvimos que escuchar al Delegado territorial decir que el sistema sanitario no había colapsado en Segovia. Imagino que tener que llevar pacientes a otras provincias o pedir que no se trasladaran personas enfermas al hospital porque no había sitio para ellas eran meras anécdotas. Nos tratan como idiotas tanto a la ciudadanía como a todo el personal sanitario. Sin duda, lo mejor de nuestro sistema de salud son sus profesionales, que han demostrado estar a la altura en unas condiciones durísimas y se han dejado la piel para luchar contra el virus. Gracias por cuidarnos.

La Junta de Castilla y León ha tenido una nueva oportunidad para hacernos ver que les importamos algo, y por supuesto la ha desaprovechado. Parece que el Gobierno autonómico no tiene ningún problema con el agravio histórico que se ha hecho y se está haciendo a esta ciudad y a esta provincia, tanto es así que no están moviendo un dedo para revertir esta injusta situación.

En estos momentos, después de lo que hemos vivido y en plena tercera ola de la pandemia, deberíamos ser una de las provincias prioritarias en el proceso de vacunación, y tener suficientes medios humanos para llevar a cabo esta labor. Pero resulta que no, que se han empeñado en demostrarnos que no les importamos nada. Estamos a la cola en la Comunidad, estuvimos cinco días seguidos sin que se administrara ninguna dosis, y recientemente hubo una jornada en la que solo se vacunó a dos personas. En fin, la crueldad de la Junta con Segovia ha tocado techo. La ciudadanía no se merece este desprecio.

Ángel Galindo
Portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Segovia