El Espinar

Rechazo de IU al posicionamiento del tripartito espinariego en violencia de género

En el Pleno del jueves 28 del Ayuntamiento de El Espinar se debatían la moción que presentaban IU y PSOE para reforzar las medidas contra la violencia machista. También se presentaba la moción firmada por PP, Vox y Ciudadanos, que pedía la derogación de la Ley contra la Violencia de Género. 

Vox y Ciudadanos votaron contra la primera moción pero también han votado en contra los concejales del PP, a pesar de decir compartir los valores del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Así, una moción que defendía los valores de igualdad y equidad del feminismo fuese rechazada. Mientras, el alcalde ampara que un partido que niega la existencia de la Violencia de Género y que propone derogar de la Ley que protege a las víctimas, sea el responsable de Igualdad en El Espinar.

Es falso el argumento del tripartito de derechas de que ellos habían presentado una moción para consensuar con los demás grupos. En Junta de Portavoces presentaron como propia la moción de Vox, ya firmada; en ningún caso una declaración institucional a consensuar. No debe sorprender que IU rechazase un texto machista; lo más sorprendente es que esa “moción de consenso” la acabaron votaron ayer en contra el alcalde y el resto del PP.

Tras la votación de la moción de IU y PSOE, hubo manifestaciones de descontento por parte del público y el alcalde ha ordenado desalojar del Pleno a todos los vecinos sin distinción. Ante este gesto de autoritarismo y falta de temple que no podíamos aprobar,  el concejal de IU comunicó al alcalde que los grupos de la oposición (PSOE e IU) abandonaban el Pleno. Así mismo, decidieron no regresar a debatir la moción de PP, Cs y Vox, un texto indigno de debate, contrario al Pacto de Estado contra la Violencia de Género, teñido de xenofobia y que ataca a los colectivos sociales que luchan contra esta lacra social.

En cuanto a las declaraciones del alcalde tachando las protestas de ayer de “teledirigidas”, muestran su talante, incapaz de reconocer que la verdadera convocatoria de la protesta la hicieron ellos al firmar el texto de Vox.